Contacto:

jorge_traceur@hotmail.com

25 feb. 2010

Invitación a la súper RT Fallera de Parkour & Free running en Valencia. Marzo 2010

Como algunos ya sabréis, este año la gran RT de Fallas la estoy organizando yo, así que he pensado que en lugar de exponerlo en foros y otros lugares por expresión escrita, lo mejor sería hacer un vídeo, y que esté llegue a todo el mundo posible. De ésa forma ahorramos tiempo y con suerte conseguiremos más efectividad.
Seas de donde seas, si tienes alguna posibilidad de asistir al evento, no la desperdicies y ven con nosotros! No te arrepentirás. Pasa este vídeo a tantos como puedas.

Ver vídeo de invitación

Para todos aquellos que vengan desde lejos, hemos organizado una prequedada en la estación de trenes del norte. Para recogeros y llevaros al punto de quedada. La pre-quedada  empezará a las 09:30h y durará hasta las 10:30h. Posteriormente nos marcharemos para llegar a tiempo al lugar de quedada.
Si necesitas que te recojamos en la estación, por favor, llámanos por teléfono para comfirmarlo, y te anotaremos. De ése modo podemos tener cierto control sobre a quien tenemos que esperar, y así nos ahorramos que nadie se quede tirado.
Para comfirmar vuestra llegada llamad al 663 598 936

Un saludo.
Jorge García

23 feb. 2010

Cabecera de los Urban Cats

Ya está hecha la nueva cabecera oficial de los Urban Cats Family. Diseñada y editada por mí.


 


Ver  cabecera

Un saludo.
Jorge García

RT Fallera Valencia: Sábado 13 de Marzo de 2010

Bueno chicos y chicas! Ya está aquí el vídeo/invitación que he creado única y exclusivamente para que todos los que lo veais os animéis a participar en el evento. Miradlo con tranquilidad, y intentad asistir todos los que podáis. De momento ya somos más de 200!! No tiene desperdicio.
Aquí os lo dejo:

''Ver el vídeo de invitación''


Cualquier duda podéis consutarmela a mi correo electrónico por email.
Un saludo.

Jorge García.

21 feb. 2010

Acto reflejo muscular en el espacio - tiempo







Viendo ésta foto se puede apreciar perfectamente la labor tan importante que puede desarrollar el entrenamiento correcto del Parkour en nuestro cuerpo y mente.
Antes de realizar un salto de precisión, subconscientemente y por acto reflejo tendemos a colocar los pies en la posición que nos sea más cómoda e idónea para realizar el salto con potencia y perfección. Acto seguido procedemos a flexionar las piernas y mover los brazos hacia atrás para utilizarlos como ayuda para impulsarnos en el salto. Luego, a medida que vamos estirando las piernas para realizar el salto los brazos van lanzándose hacia delante y hacia arriba para ayudar al cuerpo a llegar mejor a nuestro punto de destino.
   Es en éste momento, en éste mismo momento es cuando nuestra mente realiza la labor más importante.
  Durante ésas milésimas de segundo que dura el movimiento de levantar el cuerpo desde la posición de piernas flexionadas para saltar, nuestros sentidos empiezan a trabajar.
Nuestros ojos analizan la distancia que hay hasta el punto a recepcionar, e inmediatamente envían la información al cerebro, el cuál, en milésimas de segundo interpreta la información y determina con qué potencia debemos realizar el salto para llegar con precisión al punto de recepción.
En el momento en el que el cuerpo se suspende en el aire, ya está todo hecho, ahora debes esperar en el aire hasta que te acercas a tu objetivo, en éste momento de nuevo interfiere la vista. Desde nuestras pupilas observamos la distancia a la que nos encontramos, analizamos la información y la enviamos al cerebro. Éste, de nuevo interpreta la información y decide cuando debemos empezar a estirar las piernas para poder recepcionar en el objetivo. En este momento, como se observa perfectamente en la fotografía, todos y cada uno de los músculos del cuerpo están completamente activos y en completa alerta para poder aterrizar con seguridad, o, si se diera el caso de fallar, poder corregir el fallo. Esto es un acto reflejo muscular.
Todos estos pasos que nuestro cuerpo realiza son fruto de nuestros reflejos subconscientes. Nosotros no tenemos tiempo de pensar en un segundo qué músculos debemos poner en alerta, a qué distancia estamos y cuántas milésimas de segundo faltan para aterrizar.

Resulta curioso, porque esto los primeros días/semanas de entrenamiento no sucedía con la misma efectividad. Sino que con el paso de los meses/años se ha ido entrenando y mejorando. Se mejoran los reflejos, se mejora la condición física y se mejora la mente.

Esto se puede aplicar a cualquier situación cotidiana:

Un día, mientras caminas por la calle, sin darte cuenta aparece un coche a mucha velocidad directo hacia ti. En ese momento se produce la misma situación que a la hora de saltar.
Nuestros ojos localizan el peligro inminente, y acto seguido mandan la información al cerebro, el cual debe tomar una decisión rápida y concisa para poder salvar la vida. El acto reflejo nos llevaría a tratar de saltar o movernos del punto hacia el que se dirije el automóvil para evitar la confrontación física. ¿Y qué ocurre en este momento?
Pueden darse infinidad de casos. Es posible que una persona normal, trate de saltar pero su acto reflejo muscular no haya sido lo suficientemente rápido y sea envestido.
Mientras que una persona con los reflejos mentales y musculares desarrollados actuaría con mucha más rapidez y efectividad. Porque sus músculos son lo suficientemente fuertes y tienen la suficiente potencia como para reaccionar deprisa y lanzar nuestro cuerpo tan lejos como sea necesario para salvar nuestra vida. Esto no quiere decir que ése individuo nunca pueda ser atropellado, quiere decir que tiene más posibilidades de sobrevivir que el individuo anterior. Y esto, ya es una ventaja muy importante que tienen los que llevan años entrenando el arte del desplazamiento. Aunque también se puede aplicar a un practicante de artes marciales, o cualquier individuo que practique algo por lo que su cuerpo y su mente sean fuertes para reaccionar al darse casos como estos.

Otro buen ejemplo es el siguiente:

Estás en tu casa (imaginemos que es un quinto piso de un edificio)y de repente sea como sea se produce un incendio.
Las llamas cubren casi todas las salidas y es imposible salir por la puerta.
Entonces la única salida que queda es salir por la ventana. Pero es un quinto piso!
Muy bien. Eso el individuo ya lo sabe. Pero es la única forma que tiene de salir de la casa. Pero salir de la casa no significa sobrevivir, todavía hay que bajar.
Un practicante de Parkour con experiencia es muy probable que se acercara a la ventana completamente decidido y bajara sin miedo.
¿Por qué?
Porque de un modo u otro, éstas ocasiones de la vida son justamente para las que se ha estado entrenando durante todos estos años, y ahora debe poner en practica todo lo que ha aprendido.
Seguramente el traceur conseguirá bajar ileso y sobrevivirá al incendio.
Pero, ¿qué pasa si ésta misma situación se le presenta a una persona con sobrepeso?¿O simplemente una persona que no esté preparada para bajar por las ventanas de un edificio desde un quinto piso?
Lo que pasaría es que probablemente caería.

Con esto quiero dar a entender que la practica del Parkour no es una simple afición, ni un juego. Que no se puede tomar como un deporte y nada más. Si no que ésta disciplina mental y física sirve para el día a día. Sirve para ayudarnos a nosotros mismos, a nuestra familia o a nuestros amigos y seres queridos en una situación de peligro.
Que nadie se lo tome a la ligera.
Hay que ser fuerte, para ser útil en la vida.

Jorge García

18 feb. 2010

Reflexiones profundas

¿Cuánto habré reflexionado acerca del Parkour?¿Cuánto habré escrito y cuánto habré aprendido gracias a él? Siempre he tenido muy presente lo que era ‘’El Parkour’’, pero nunca me había parado a pensar en cual era su finalidad.
Cuando lo pensé vi que tenía tantas finalidades, tantas partes buenas, que incluso me asombré de como algo puede aportar tanto a un ser vivo.
Hace bastante poco, leyendo infinidad de textos, entrevistas y reflexiones de David Belle llegué a una conclusión. Llegué a la conclusión de que el Parkour no existe.
Como el mismo David Belle decía, el Parkour no lo inventó él, ni los Yamakasi. Ellos solo le dieron un nombre a algo que ya se hacía desde los tiempos más remotos.
¿Y por qué?
Porque hemos olvidado quienes somos, y de donde procedemos. Hemos olvidado quien es la que manda en realidad, y hemos tratado de asumir el mando del mundo. Durante cientos de años, tal vez miles, hemos estado cambiando nuestra naturaleza. Hemos estado convirtiéndonos en otro espécimen. ¿Y ahora? Ha hecho falta que le den un nombre para que algunos seres humanos empiecen a moverse como deberían haberse movido siempre por naturaleza. Ha hecho falta que le pongan un nombre a lo que deberíamos saber de nacimiento. A nuestros hábitos originales. A nuestra procedencia.



 



Como dice David, tenemos brazos y piernas, y son para saltar, trepar, agarrarnos.



Cosa que hemos desterrado de nuestros hábitos.
Hoy en día vivimos en una sociedad dominada por el capitalismo, donde la gente mata por dinero. Es curioso, no matan por comida, matan por dinero. Y eso es porque hoy día ‘’el dinero significa vida’’.
Ahora un persona se muere de hambre si no tiene dinero, y tiene que robar, tiene que cometer delitos. Mientras que en una sociedad en la que no existiera el dinero eso no ocurriría. Si cada uno dependiera nada más que de sí mismo para sobrevivir no ocurrirían estos problemas. Los que murieran de hambre morirían por su propia culpa, por no haber sabido sobrevivir. Pero ya no sería culpa de otros. El capitalismo mata personas, animales y destruye la naturaleza.
Constantemente oigo palabras como tienes que trabajar o necesito dinero.
¿Por qué tengo que trabajar para otros para poder vivir yo?¿ Por qué no puedo coger yo mi comida, y mi bebida, y vivir sin preocupaciones?
Por desgracia no se puede hacer nada. Una vida como la que deseo solo se conseguiría marchándome a una selva o un bosque, o cualquier paraje donde no exista el capitalismo. ¿Es necesario desterrarse de donde uno está para poder vivir feliz?
La realidad me entristece. Incluso no me cabe la menor duda de que allá donde decidiera ir, el hombre acabaría llegando después para destruir todo lo que hay alrededor.
Resulta irónico. Los gobiernos prohíben la caza de distintos animales en peligro en extinción, prohíben las deforestaciones de determinados parajes naturales por el peligro a quedarnos sin vegetación y oxígeno. Y para que no mueran las especies animales que viven en esos lugares. Eso es bueno, no? O almenos debería serlo. Lo sería si no fuera porque la gran mayoría hace eso por su propia supervivencia. No protegen a los animales para que puedan sobrevivir y la naturaleza continue estable, no. A la gran mayoría eso les importa lo más mínimo. De hecho creo que si no dependiéramos de los animales y la vegetación para sobrevivir ya estaría todo exterminado. Y eso es muy triste.
Guerras, muertes, exterminación, control...
Dicho esto ya puedo decir que simplemente el hecho de practicar Parkour ya me hizo sentir más libre, más parte del mundo y de la naturaleza. Pero la filosofía del Parkour va mucho más allá. No se trata de hacer un salto de gato muy potente, o de hacer un salto de brazo muy largo. Eso son los extras que conlleva entrenar tu cuerpo para desplazarte.
Para mí el hecho de practicar Parkour, con los años me ha hecho pensar que uno de los propósitos (casi seguro hecho de forma involuntaria) trata de que aprendamos que dentro de nosotros hay un animal. Que somos animales, y formamos parte de la naturaleza. Una naturaleza a las que debemos respetar. La misma que vemos y tocamos en todas partes allá donde vayamos.



Veas lo que veas, y toques lo que toques, todo forma parte de la naturaleza. Un bolígrafo, una mesa, una televisión, una roca, un árbol, un coche, una casa, una montaña, la comida, el agua, un chicle...todo, absolutamente todo proviene de ella. Sin los bienes naturales que obtenemos de la naturaleza no tendríamos nada.
Es decir, dependemos única y exclusivamente de algo que la gran mayoría ni llega a apreciar.
No sé si David y los Yamakasi quisieron transmitir este pensamiento al difundir el Parkour, pero a mí me lo han hecho.
Hoy por hoy ya no vivo por el Parkour, pues ya no lo veo como un deporte o una disciplina. Lo veo como algo que forma parte de mi, de mi naturaleza original. Lo veo como mi forma natural para desplazarme por el entorno.
Por supuesto para poder entender estas palabras en su totalidad hace falta empezar a practicar el ‘’Parkour’’ que todos conocen, hasta que uno mismo sienta qué es de lo que estoy hablando.




Éste es otro de mis aportes personales. Siento la necesidad de expresar mis pensamientos y, con suerte, que más gente comprenda y viva por si misma lo que pienso.. Muchas gracias por leerlo.
Jorge García

16 feb. 2010

Sesión fotográfica Febrero 2010

Ya están aquí las 6 mejores fotografías realizadas por Victor Soriano en la sesión fotográfica de Febrero. Podeis encontrar un enlace a su blog en la parte superior derecha de ésta página.
Espero que os gusten.
Un saludo.

Jorge García



 

  

  

  

  

 

15 feb. 2010

Videoclip de Foxy Brown

 Dirigido por Miguel Ángel Font Bisier, de HT producciones, llega el videoclip oficial de ''Foxy Brown'', una canción del grupo valenciano ''Mainground'' en cuyo rodaje trabajé como especialista.

Haz clic aquí para ver: Mainground - Foxy Brown (videoclip)


También está disponible el making of del rodaje. Espero que os guste.


Haz clic aquí para ver: Making of Mainground´s Foxy Brown



Un saludo.
Jorge García

4 feb. 2010

''Mitad hombre, mitad animal''

A continuación vas a leer lo que posiblemente sea el cambio más importante que ha dado mi cuerpo, mi mente y mi espíritu a lo largo de toda mi vida. No espero que lo entiendas, ni que te guste. No estás obligado a continuar leyendo.


Ha pasado mucho tiempo ya, desde que empecé a entrenar el arte del desplazamiento. Al principio simplemente saltaba. Después, poco a poco fui comprendiendo realmente lo que significaba. Pero no pasaba de ahí. Solo ‘’comprendía’’.
Pero hace poco tiempo terminé de comprender qué significaba para mí el Parkour, y acto seguido creé y moldeé mis propias ideas, mis propios pensamientos.
Desde el primer día en el que oí hablar de esto, ya oía que el arte del desplazamiento estaba orientado desde la perspectiva del movimiento animal. Vale, muy bien. ¿Y esto qué significa?¿Qué debo moverme como un mono?¿o como un gato? No.
Simplemente debemos movernos como lo que somos, ‘’animales’’. Hay quien dice que el ser humano es una raza superior al animal. Yo no lo veo así. Como siempre, argumento mis opiniones desde lo conceptual. Y en este caso me limitaré a definir ‘’animal’’.
La palabra animal significa ‘’ser con ánima’’. O como la mismísima real academia de la lengua dice: ‘’ Ser orgánico que vive, siente y se mueve por propio impulso.’’
¿Por propio impulso, no? Si uno tiene hambre, simplemente come, cierto? Eso es un impulso. Nadie está diciendole que tiene que comer.
Muy bien, por tanto no es nada difícil comprender que por más que se esfuerce el mundo en decir lo contrario, los humanos somos animales. No somos mejores, simplemente una especie más. Como los perros, los leones, los peces, y miles de especies más. El caso es que ningún animal reniega de su naturaleza. Ninguno trata de ser lo que no es. Sin embargo, los humanos siempre hemos ansiado ser los mejores en todo. Ser superiores a cualquier otra raza. Tan superiores que provocamos la extinción de incontables especies de animales. Tan superiores que destruimos nuestro propio planeta. ¿Y todo por qué? Por egoísmo.
¿Que tenemos el don de racionar? ¿y para qué lo hemos utilizado?
Un animal no mata por placer. Un animal sencillamente no mata, sino caza. Y caza para sobrevivir. Para alimentarse. Pero no, los humanos somos especiales. Necesitamos millones de industrias que contaminan el agua y matan a miles de animales marinos. Necesitamos destruir los bosques, los valles, las montañas, el mar. Necesitamos arrasarlo todo. Necesitamos ser lo más importante. ¿Pero es que nadie se da cuenta de que realmente, los humanos somos lo que menos importancia tiene en este planeta?¿Qué sería de nosotros sin árboles?¿Qué sería de nosotros sin animales de los que comer?¿Qué sería de nosotros sin peces que pescar porque los mares están tan contaminados que ninguno sobrevive? Lo que seríamos es abono para la tierra. Y posiblemente eso sería lo mejor que le hubiéramos aportado al planeta en tantos años. Sin embargo, que le pasaría al mundo, a los demás seres vivos si nosotros desapareciéramos? Nada. No le pasaría nada. Al contrario, incluso mejorarían las cosas.
Esto no significa que quiera provocar la extinción de todos los seres humanos. Significa que simplemente si pudiera, renegaría de esa etiqueta. Cuando veo un paraje que todavía no ha sufrido las consecuencias del hombre, aprecio belleza, aprecio naturaleza, aprecio amor.
Ésta filosofía de vida, ésta perspectiva de las cosas que me a otorgado el arte del desplazamiento, me ha abierto los ojos. Y gracias a un pequeño estímulo que me ha llegado muy recientemente, siento que he conseguido despertar algo que hasta ahora seguía dormido. Algo que me ha hecho comprender. Algo que ha despertado mi lado animal.
No soy un mono, no soy un pez, ni una cabra, ni un saltamontes. No soy un gato, ni soy una liebre. Sencillamente ahora soy humano. Pero no el humano que me han enseñado a ser. Soy el humano animal. El humano que creó la naturaleza. ¿Tan egocéntricos somos para vernos tan superiores a los demás? A partir de ahora no me voy a considerar un humano tal y como se define o se piensa que debe ser. No obstante, mi parte animal no ha despertado por completo. No me considero un animal del todo, ni tampoco un humano como se conoce. Ahora, me auto-defino ‘’mitad hombre, mitad animal’’.
Esto ha sido un gran paso en mi camino hacia la libertad. Cada vez me siento más libre. Cada vez me siento más bien. No sé qué va a ser de mí con el paso de los años. Ansío la libertad completa. Ansío una vida, en la que no exista el dinero. Un vida en la que no haya delincuencia ni odio. Un vida sin guerras. Un vida sin matanzas de animales, ni destrucción de la naturaleza. Si estuviera en mis manos me marcharía a vivir a la selva, o al bosque, o a la montaña. Muy lejos de todo lo que conozco. Y explorar nuevos mundos, nuevos seres, nuevos hábitos. Nuevas vidas...
Solo o acompañado, es algo que ansío conseguir con todas mis fuerzas. Una vida así es mi sueño más preciado. Soy consciente de lo que estoy diciendo. Posiblemente no hable de toda una vida. Tengo familia, tengo amigos. Tendría que dejarlo todo. ¿Realmente importa? Pues creo que sí. Por más que me pueda avergonzar de lo que hemos hecho y de en lo que nos hemos convertido, no podría dejar atrás para siempre a mis seres queridos.
No obstante estoy decidido a cumplir mi sueño algún día. Y repetirlo tantas veces necesite o me apetezca. Olvidar todo y todos por un momento. Olvidar lo que se supone que es ‘’lo más importante’’, y centrarme en lo que yo realmente sí valoro. La naturaleza, los animales, mis hermanos. La vida...

‘’Grandes cambios han llegado. Otros tiempos llegarán. Y mis ojos, se abren frente a un mundo desconocido. Ansioso por descubrirlo, seguiré siendo mitad hombre, mitad animal’’




Jorge García,
Urban Cats Family