Contacto:

jorge_traceur@hotmail.com

18 feb. 2010

Reflexiones profundas

¿Cuánto habré reflexionado acerca del Parkour?¿Cuánto habré escrito y cuánto habré aprendido gracias a él? Siempre he tenido muy presente lo que era ‘’El Parkour’’, pero nunca me había parado a pensar en cual era su finalidad.
Cuando lo pensé vi que tenía tantas finalidades, tantas partes buenas, que incluso me asombré de como algo puede aportar tanto a un ser vivo.
Hace bastante poco, leyendo infinidad de textos, entrevistas y reflexiones de David Belle llegué a una conclusión. Llegué a la conclusión de que el Parkour no existe.
Como el mismo David Belle decía, el Parkour no lo inventó él, ni los Yamakasi. Ellos solo le dieron un nombre a algo que ya se hacía desde los tiempos más remotos.
¿Y por qué?
Porque hemos olvidado quienes somos, y de donde procedemos. Hemos olvidado quien es la que manda en realidad, y hemos tratado de asumir el mando del mundo. Durante cientos de años, tal vez miles, hemos estado cambiando nuestra naturaleza. Hemos estado convirtiéndonos en otro espécimen. ¿Y ahora? Ha hecho falta que le den un nombre para que algunos seres humanos empiecen a moverse como deberían haberse movido siempre por naturaleza. Ha hecho falta que le pongan un nombre a lo que deberíamos saber de nacimiento. A nuestros hábitos originales. A nuestra procedencia.



 



Como dice David, tenemos brazos y piernas, y son para saltar, trepar, agarrarnos.



Cosa que hemos desterrado de nuestros hábitos.
Hoy en día vivimos en una sociedad dominada por el capitalismo, donde la gente mata por dinero. Es curioso, no matan por comida, matan por dinero. Y eso es porque hoy día ‘’el dinero significa vida’’.
Ahora un persona se muere de hambre si no tiene dinero, y tiene que robar, tiene que cometer delitos. Mientras que en una sociedad en la que no existiera el dinero eso no ocurriría. Si cada uno dependiera nada más que de sí mismo para sobrevivir no ocurrirían estos problemas. Los que murieran de hambre morirían por su propia culpa, por no haber sabido sobrevivir. Pero ya no sería culpa de otros. El capitalismo mata personas, animales y destruye la naturaleza.
Constantemente oigo palabras como tienes que trabajar o necesito dinero.
¿Por qué tengo que trabajar para otros para poder vivir yo?¿ Por qué no puedo coger yo mi comida, y mi bebida, y vivir sin preocupaciones?
Por desgracia no se puede hacer nada. Una vida como la que deseo solo se conseguiría marchándome a una selva o un bosque, o cualquier paraje donde no exista el capitalismo. ¿Es necesario desterrarse de donde uno está para poder vivir feliz?
La realidad me entristece. Incluso no me cabe la menor duda de que allá donde decidiera ir, el hombre acabaría llegando después para destruir todo lo que hay alrededor.
Resulta irónico. Los gobiernos prohíben la caza de distintos animales en peligro en extinción, prohíben las deforestaciones de determinados parajes naturales por el peligro a quedarnos sin vegetación y oxígeno. Y para que no mueran las especies animales que viven en esos lugares. Eso es bueno, no? O almenos debería serlo. Lo sería si no fuera porque la gran mayoría hace eso por su propia supervivencia. No protegen a los animales para que puedan sobrevivir y la naturaleza continue estable, no. A la gran mayoría eso les importa lo más mínimo. De hecho creo que si no dependiéramos de los animales y la vegetación para sobrevivir ya estaría todo exterminado. Y eso es muy triste.
Guerras, muertes, exterminación, control...
Dicho esto ya puedo decir que simplemente el hecho de practicar Parkour ya me hizo sentir más libre, más parte del mundo y de la naturaleza. Pero la filosofía del Parkour va mucho más allá. No se trata de hacer un salto de gato muy potente, o de hacer un salto de brazo muy largo. Eso son los extras que conlleva entrenar tu cuerpo para desplazarte.
Para mí el hecho de practicar Parkour, con los años me ha hecho pensar que uno de los propósitos (casi seguro hecho de forma involuntaria) trata de que aprendamos que dentro de nosotros hay un animal. Que somos animales, y formamos parte de la naturaleza. Una naturaleza a las que debemos respetar. La misma que vemos y tocamos en todas partes allá donde vayamos.



Veas lo que veas, y toques lo que toques, todo forma parte de la naturaleza. Un bolígrafo, una mesa, una televisión, una roca, un árbol, un coche, una casa, una montaña, la comida, el agua, un chicle...todo, absolutamente todo proviene de ella. Sin los bienes naturales que obtenemos de la naturaleza no tendríamos nada.
Es decir, dependemos única y exclusivamente de algo que la gran mayoría ni llega a apreciar.
No sé si David y los Yamakasi quisieron transmitir este pensamiento al difundir el Parkour, pero a mí me lo han hecho.
Hoy por hoy ya no vivo por el Parkour, pues ya no lo veo como un deporte o una disciplina. Lo veo como algo que forma parte de mi, de mi naturaleza original. Lo veo como mi forma natural para desplazarme por el entorno.
Por supuesto para poder entender estas palabras en su totalidad hace falta empezar a practicar el ‘’Parkour’’ que todos conocen, hasta que uno mismo sienta qué es de lo que estoy hablando.




Éste es otro de mis aportes personales. Siento la necesidad de expresar mis pensamientos y, con suerte, que más gente comprenda y viva por si misma lo que pienso.. Muchas gracias por leerlo.
Jorge García

No hay comentarios:

Publicar un comentario